Estilo y filosofía de vida

11 frases de El Principito que te ayudarán a ser mejor persona.

Antes de que empiecen a leer y se auto respondan; sí, el Principito es mi libro favorito, y no sólo es eso, sino también mi filosofía de vida. Si no lo han leído, déjenme decirles que han estado perdiendo el tiempo; pero si ya lo han hecho alguna vez, nunca está de más volverlo a hacer y recordar por qué es el mejor libro del mundo.

Este libro no es un cuento de hadas; es un libro para adultos, y para niños también claro está, pero solo porque los niños algún día también serán adultos. Recuerdo que él día que mi mamá me lo regaló me dijo “es un libro fácil de leer, pero difícil de entender. Préstale mucha atención y trata de hacer lo que dice”. (traducción: Es un libro corto, enfócate. Es difícil de entender pero párale bolas y hazle caso).

Es un libro muy metafórico, es cierto. Pero está lleno de mensajes hermosos y lecciones de vida, que día a día damos por sentadas. Así que en vísperas de la película (que ya salió el segundo tráiler oficial por cierto) quiero darles un paseo por mis frases favoritas y explicar un poco que es lo que dicen realmente. A mi parecer.

1. “Todas las personas mayores fueron al principio niños. (Aunque pocas de ellas lo recuerdan.)”

A los padres: Recuerden hace algunos años ustedes tampoco sabían muchas cosas, ni entendían otras, no eran responsables, y tampoco se bañaban. Pero si eran felices.
Consejo: No juzgues, pero escucha.

2. “Cuando el misterio es demasiado impresionante, es imposible desobedecer.”

Para todos: Dos cosas, uno es sigue tus instintos. Cuando consigas algo que te inspire y te apasione. Que te llame demasiado la atención, hazlo, síguelo y aprende. Guarda el secreto, o cuéntalo, pero sonríe. Dos, es que recuerda que aunque “la curiosidad mató al gato”. Todos somos humanos y cometemos errores.
Consejo: Sigue siempre tu instinto. Perdona.

3. “Caminando en línea recta no puede uno llegar muy lejos.”

Para todos: La rutina acaba con todo. Con el amor en pareja, con el gusto por tu trabajo, por la pasión por lo que estudias, etc. Si quieres ser el mejor en algo o con alguien, tienes que explorar, salir de tu zona de confort, aprender, preguntar, debatir, romper con tus hábitos.
Consejo: Reinvéntate cada vez que puedas.

4. “A los mayores les gustan las cifras. Cuando se les habla de un nuevo amigo, jamás preguntan sobre lo esencial del mismo. Nunca se les ocurre preguntar: “¿Qué tono tiene su voz? ¿Qué juegos prefiere? ¿Le gusta coleccionar mariposas?” Pero en cambio preguntan: “¿Qué edad tiene? ¿Cuántos hermanos? ¿Cuánto pesa? ¿Cuánto gana su padre?” Solamente con estos detalles creen conocerle.”

Para todos: (incluyendo a los padres) No te fijes en cuanto tiene una persona para saber si es buena en algo. La honestidad, el respeto y la bondad no se cuenta, pero se siente y rápidamente se transforma en amor. Y el amor es infinito.
Consejo: De pequeños detalles está llena la vida. Abre los ojos.

5. “Conozco un planeta en el que vive un señor muy colorado. Nunca ha olido una flor. Nunca ha contemplado una estrella. Nunca ha amado a nadie. Nunca ha hecho otra cosa que sumas. Se pasa el día diciendo, como tú: “¡Soy un hombre serio! ¡Soy un hombre serio!”, lo que le hace hincharse de orgullo. Pero eso no es un hombre, ¡es un hongo!.”

Para todos: Ser adulto no significa ser “serio”, ni ser serio significa ser responsable, ni ser responsable significa ser bueno (y así sucesivamente). Para ser un ser humano integral necesitas más cosas que esas. Cosas pequeñas. Ríete de todo, y de todos. Viaja, baila, come cosas que no te gusten. Experimenta y cuéntale a tus amigos. Tómate fotos ridículas (pero no las subas a tus redes sociales), o hazlo, que importa. Se serio, pero no permitas que la palabra se convierta en tu etiqueta.
Consejo: Disfruta. Disfruta más.

6. “Es tan misterioso el país de las lágrimas…”

Para todos: Recuerda que cada quien lleva su propia cruz, y que lo que para ti es un problema pequeño, para otros es el fin del mundo. Entiende que eso está bien. Todos guardamos secretos. El mundo está lleno de personas, y ellas de tristezas y desafíos. Nunca hables por hablar, no creas que te las sabes todas. Los mejores amigos no son los que dan consejos basados en experiencias, sino aquellos que en silencio escuchan y
Consejo: RESPETA.

7. “Se debe pedir a cada cual, lo que está a su alcance realizar.”

Para todos: Esto no tiene mucho trasfondo. Antes de pedirle algo a alguien (cualquier cosa, y en cualquier ámbito) sincérate y fíjate a quien le estás preguntando. Sin embargo, nunca está de más pedir y dar un poquito más de lo requerido.
Consejo: Se sincero.

8. “Fue el tiempo que pasaste con tu rosa lo que la hizo tan importante.” / “Y cuando te hayas consolado (uno siempre termina por consolarse) te alegrarás de haberme conocido”

Para todos: Muchas veces perdemos o dejamos perder cosas o personas en nuestra vida, y en ese momento, por orgullo, nos queremos consolar diciendo que “no valió la pena”, y que más adelante conoceremos a alguien más, o que conseguiremos un trabajo mejor; por ejemplo. Pero no. La palabra “mejor” es relativa en nuestras vidas. Todo lo nuevo será mejor, si, pero solo porque es lo que en ese momento necesitamos, pero anteriormente fue lo mismo. Esa fue la persona de tu vida, y ese también fue el mejor trabajo que has tenido.
Consejo: Se agradecido.

9. “No era más que un zorro semejante a cien mil otros. Pero yo le hice mi amigo y ahora es único en el mundo.”

Para los que tienen pareja: Todas las personas somos iguales. Si, porque todas contamos con la misma fisionomía. Pero a la vez somos únicos. Si, porque todos tenemos un alma distinta. Y aunque la mayoría de las personas nos enamoramos por el físico, debemos recordar que eso se va, y que la rutina vive en el apto de al lado. Cuando ambas te quieran visitar, invítales una taza de café pero no las dejes quedarse.
Consejo: Cuando creas que ya no aguantas a esa persona, o alguien fuera de casa te esté tentando, recuerda una sola cosa de tu pareja… Ese momento en que te diste cuenta que estabas enamorado de ella. Si no sabes cual es, haz el ejercicio. Cuida a tu pareja.

10. “Me creía rico con una flor única y resulta que no tengo más que una rosa ordinaria”

Para todos: Tómate un momento para pensar si el tiempo que le estás dedicando a alguien o a algo vale la pena. Muchas veces el amor (hacia alguien o algo) nos sega y damos mucho más de lo que recibimos. No todo el mundo es agradecido.
Consejo: Reflexiona. Las cosas siempre deben ser equitativas.

11. “Si vienes, por ejemplo, a las cuatro de la tarde; desde las tres yo empezaría a ser dichoso”

Para todos: La ansiedad en ciertas cantidades es saludable. Ponte metas y disfruta no solo el realizarlas, sino también el camino. Enamórate de tus sueños y espera cumplirlos con ansiedad.
Consejo: Apasiónate. Por algo, por alguien, pero vive con pasión.